Obras huérfanas

Obras huérfanas u Orphan Works es el nombre que reciben aquellos documentos, sea cual sea su soporte, que todavía están protegidos por copyright pero cuyos autores, editores o cualquiera que detentara en su día los derechos de autor no pueden ser localizados.

Libro archivador abierto
Este tipo de documentos está presente en muchas bibliotecas, museos, archivos, filmotecas, etc… de la Unión Europea pero por la falta de datos que permitan el contacto con los propietarios de sus derechos o porque estos hayan desaparecido ya, no pueden ser digitalizados y por tanto no se puede aprovechar el potencial de conocimiento que contiene.


En el año 2012 la Unión Europea regula la digitalización de obras huérfanas  y mediante la Directiva 2012/28/EU sobre ciertos usos para obras huérfanas permite su acceso público cuando este cumpla la legalidad. En esta misma directiva se dicta a la OAMI (Oficina de Armonización del Mercado Interior) como responsable de gestionar una base de datos pública y accesible on-line que permita la consulta de estas obras huérfanas. (Artículo 3(6) de esta directiva).

Base de datos de obras huérfanas

Desde octubre de 2014 ya está disponible en la web de la OAMI la base de datos de obras huérfanas
En ella se ofrece información sobre la existencia de este tipo de obras en las colecciones de bibliotecas, museos, instituciones educativas, archivos, filmotecas, y otros organismos públicos de los Estados miembros. Todo ello ha sido el resultado de años de trabajo en los que se ha hecho una búsqueda intensiva en cada Estado, para sacar a la luz este conocimiento que de otra forma estaba perdido. La participación de los Ministerios de Cultura ha sido clave en el proceso.

El proyecto comenzó en el año 2009 con el objetivo de digitalizar y hacer pública esta documentación, siempre respentando las leyes de copyright vigentes. Un Libro Verde: derechos de autor en la economía del conocimiento (COM (2008) 466/3) sentó las bases del debate sobre el tema.

“La expresión «economía del conocimiento» se emplea generalmente para describir la actividad económica que no se basa en recursos «naturales» (como el suelo o los minerales), sino en recursos intelectuales, como los conocimientos técnicos y especializados. Un aspecto clave de la economía del conocimiento es la posibilidad de tratar el conocimiento y la educación (también denominados «capital humano») como activos comerciales o productos y servicios educativos e intelectuales, que pueden exportarse con una gran rentabilidad. Obviamente, la economía del conocimiento es más importante en las regiones con escasos recursos naturales.”

Gracias a este trabajo, ahora es posible incluir en proyectos de digitalización estas publicaciones y documentos. La base de datos incluye entre otros:

– Trabajos impresos, como libros, periódicos, revistas…
– Audiovisuales, fonogramas.
– Literatura gris o documentos no publicados.
– Analíticas: trabajos que están incluidos en otros como fotografías, dibujos…
– Partes de una obra, de la cual el resto está sujeta a derechos, pero queda un apartado que se considera obra huérfana

Se van concretando así acciones encaminadas a conseguir un crecimiento inteligente, tal y como propone la estretegia Europa 2020 . Gracias a estas iniciativas, proyectos como el Archivo Digital España-Unión Europea reciben un apoyo indirecto muy valioso para sus objetivos.

Anuncios

Acerca de Eva Ramón

Directora Centro de Documentación Europea Vocal Instituto Robert Schuman de Estudios Europeos Universidad Francisco de Vitoria www.ufv.es/cde Integrante del Comité Técnico del Archivo Digital España-Unión Europea Consultora freelance