El mensaje de Adolfo Suárez en Europa

Adolfo Suárez (1932-2014) retomó como Presidente de Gobierno, el impulso de acercamiento a Europa iniciado por el Ministro Fernando María Castiella en 1962, cuando solicitó, en su carta al Presidente del Consejo de la CEE, un acuerdo de asociación entre España y las Comunidades Europeas, materializado en el Acuerdo de 1970.

Adolfo Suárez y Roy Jenkins
Adolfo Suárez y Roy Jenkins. © European Union

Tras las elecciones del 15 de junio de 1977, Adolfo Suárez afirmó: “El gobierno presentará próximamente la solicitud de iniciación de negociaciones para la adhesión a las Comunidades e instituciones europeas”. En ese mismo mes de julio, el día 28, el presidente del gobierno cursó una carta de petición de adhesión al Presidente del Consejo de Ministros de las Comunidades Europeas.

Y sin mas preámbulos, en el mes de agosto, inició un viaje que le llevó a nueve capitales europeas, con el objetivo de presentar su proyecto y de convencer del cambio que se estaba produciendo en España. En el mes de septiembre, el procedimiento de adhesión se había puesto en marcha. La misión de “el mensajero de la buena sorpresa española” como el diario belga La Cité calificó a Suárez tras su visita a Bruselas, prometía obtener los frutos esperados.

La conferencia de prensa ante la Comisión Europea tras ser recibido por el presidente de la Comisión en noviembre de 1977, muestra su firme intención de integración: “España está dispuesta a hacer todas las reformas que sean precisas para adaptar sus estructuras a las comunitarias”.

El equipo europeo de Suárez estaba formado desde 1976 por su Ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja Aguirre, el Embajador ante Europa Raimundo Bassols. Se reforzó con la nueva figura creada en febrero de 1978 de Ministro para las relaciones con las Comunidades Europeas, cargo que recayó en Leopoldo Calvo Sotelo.

 
Anuncios