La tentativa europeista

Maurice Couve de Murville, a la derechaEn 1962 Fernando María Castiella, Ministro de Asuntos Exteriores español, envió una carta a Maurice Couve de Murville (a la derecha en la imagen), su homólogo francés y presidente del Consejo de la Comunidad Económica Europea. 

Un momento clave, en palabras de José María de Areilza, que destacó cómo los éxitos diplomáticos alcanzados en París y Bonn, los avances económicos y el impulso liberalizador del gobierno formado en esta etapa de la dictadura fueron sin duda algunos de los elementos que llevaron al ministro Castiella a “ensayar su gran apuesta: la tentativa europeista” con el envío de la carta el 9 de febrero de 1962.

En la carta, Castiella plantea de forma clara las demandas de España ante la CEE, la apertura de negociaciones para establecer una alianza con Europa, y hace referencia a la vocación europea de España y a la necesidad de asociación con vistas a una integración plena. Añade que España puede desempeñar un papel de puente entre la Comunidad y los países Americanos.

Este punto de arranque ha sido analizado por Matthieu Trouvé en su tésis “L’Espagne et l’Europe. De la dictature de Franco à l’Union européenne. Bruxells: Peter Lang, 2008. Para Trouvé, la demanda española planteó una serie de problemas a las autoridades comunitairas: ¿Cómo juzgar las relaciones hispano-comunitarias? ¿Qué diseño debe prevalecer sobre la ampliación geográfica de la CEE? ¿Qué efectos tendrá la asociación sobre todo teniendo en cuenta la situación económica y política de España?…

La Comisión Europea y el Consejo tardaron en dar su opinión sobre la petición expresada en la carta. Al contrario que la prensa española y europea que rápidamente incluyeron en sus rotativos noticias y comentarios sobre el paso dado por España. También los embajadores en destinos europeos iniciarion el impulso de la iniciativa de su Ministro de Exteriores.

Mientras, desde organizaciones transnacionales y organizaciones españolas en el exilio, se pedía prudencia y se mostraba temor ante la posibilidad de una apertura de negociaciones.

La pregunta que el eurodiputado Willi Birkelbach del Grupo Socialista del Parlamento Europeo, hizo al Consejo y a la Comisión desde la Cámara el 20 de febrero de 1962, reavivó el debate en las instituciones europeas y provocó que el Consejo iniciara una ronda de reuniones para ofrecer a España una respuesta.

El Consejo había recibido dos cartas mas solicitando la adhesión a la CEE. Grecia, con la carta de Th’eodore Christidis (8 de junio de 1959); Turquía (31 de julio de 1959) y Portugal que firmada por su Ministro de Estado José Corrêa de Oliveira remitirá su carta el  18 de mayo de 1962.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s